Skip to main content
ico

The New York Times

Cómo el plan de Biden para los vehículos eléctricos podría ayudar a Tesla y presionar a Toyota

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/The New York Times Company20-08-2021

Tiempo de lectura: 9 minutos

Por Jack Ewing y Neal E. Boudette

Plan de expansión del presidente Joe Biden para vehículos eléctricos
La promesa que hizo el gobierno de Joe Biden el jueves de aumentar las ventas de los vehículos eléctricos al 50 por ciento de las compras de nuevos autos para 2030 significa que ya no queda ningún refugio para los fabricantes de autos que se resisten al cambio hacia los motores a base de baterías recargables.

Europa y China ya han promovido con vehemencia el uso de vehículos eléctricos por medio de regulaciones, incentivos para los consumidores y subsidios para las empresas automotrices y los fabricantes de baterías. El compromiso del presidente Joe Biden con seguir una estrategia similar implica que el tercer mercado automotor más grande del mundo se alejará de la combustión interna a un ritmo más acelerado de lo que se predijo hace unos años.

“Esta es la última pieza clave del rompecabezas”, dijo Peter Wells, director del Centro para la Investigación de la Industria Automotriz (CAIR, por su sigla en inglés) en la Escuela de Negocios de la Universidad de Cardiff, en Gales. “Esto sí ejerce presión sobre algunas de las empresas que se han quedado más rezagadas”.

El anuncio de Biden es una buena noticia para Tesla, que representa más de dos terceras partes de los autos impulsados por baterías que se venden en Estados Unidos, y podría ser una mala noticia para Toyota Motor, el fabricante de automóviles más grande del mundo, que no empezará a vender autos impulsados únicamente por baterías en Estados Unidos sino hasta el año que viene.

En el medio están General Motors, Ford Motor y Volkswagen, que ya han comenzado a vender decenas de miles de autos eléctricos, pero aún dependen de los vehículos con motor de combustión interna para obtener la mayoría de sus ingresos y ganancias.  

No es para nada una certeza que las marcas conocidas de autos vayan a repartirse el mercado en crecimiento de los vehículos eléctricos. El cambio hacia los motores a base de baterías recargables es una oportunidad para los fabricantes de automóviles chinos de incursionar en nuevos mercados, lo cual están haciendo con el apoyo contundente de su gobierno. Por ejemplo, NIO ha anunciado sus planes de abrir una distribuidora en Oslo, Noruega, en septiembre, como un primer paso en el mercado europeo.

La declaración del presidente también podría ayudar a empresas emergentes como Rivian y Lucid Motors, ambas con sede en Estados Unidos, que se prevé que lancen sus primeros vehículos este año.

Biden enmarcó su decisión en parte como una estrategia geopolítica para ser más competitivos en una tecnología emergente. Esta iniciativa forma parte de un esfuerzo “para apuntalar el futuro de la industria de los vehículos eléctricos, superar a China y combatir el cambio climático”, según decía la ficha informativa de la Casa Blanca.

Europa también le lleva una ventaja muy importante a Estados Unidos en cuanto a ventas de vehículos eléctricos. La Comisión Europea, la rama administrativa de la Unión Europea, en la práctica ha instado a la industria automotriz a vender autos eléctricos imponiendo multas severas a las empresas que excedan los límites de emisiones de dióxido de carbono.   

Los gobiernos de Alemania y otros países europeos también están ofreciendo incentivos monetarios generosos por la compra de autos eléctricos. Además, cada vez son más los clientes que prefieren la aceleración suave y rápida de los vehículos eléctricos, así como los ahorros en combustible y mantenimiento, y la satisfacción de no producir ninguna emisión desde su tubo de escape.  

En los primeros seis meses del año, el 17 por ciento de los nuevos autos vendidos en Europa fueron vehículos con motor a base de baterías o híbridos enchufables, según el Schmidt Automotive Research, que rastrea las ventas de vehículos eléctricos en Europa. En Estados Unidos, menos del cuatro por ciento de los autos nuevos fueron totalmente eléctricos o híbridos enchufables, según las cifras de ventas de junio recabadas por el Laboratorio Nacional Argonne.

La Comisión Europea sigue incrementando la presión, pues ha anunciado planes de prohibir en la práctica las ventas de autos con motores de combustión interna en 2035.

En contraste, los objetivos de la administración Biden son modestos, lo cual le ha valido críticas de algunos ambientalistas. Los vehículos híbridos enchufables, que tienen motores de combustión interna además de baterías, pueden considerarse autos eléctricos, lo cual le da un respiro a Toyota, debido a su liderazgo en ese tipo de tecnología. Además, en 2030, la mitad de los vehículos vendidos en Estados Unidos aún tendrían motores a base de gasolina o diésel. Dado que los autos suelen estar en circulación durante más de una década, es probable que el país no logre deshacerse de los vehículos de combustión interna ni de las gasolineras sino hasta dentro de muchos años más.

La cautela de la Casa Blanca quizá sea un reflejo de que reconoce la magnitud de la transformación industrial que depara el futuro. El plan del presidente también incluye la construcción de una red nacional de estaciones de carga y una inversión para ayudar a las empresas a reacondicionar sus fábricas con el fin de producir autos eléctricos y piezas relacionadas. Un riesgo importante es la desarticulación económica y la pérdida de empleos, si los negocios que fabrican piezas para vehículos de gasolina no logran adaptarse.  

Estados Unidos tampoco tiene suficientes fábricas de baterías. La Comisión Europea está brindando apoyo financiero para construir plantas de baterías en la UE y así reducir su dependencia de Asia, donde se produce la mayoría de las baterías.
        

  • Las empresas que ya construyen autos eléctricos en cantidades significativas tienen una ventaja, dijo Wells de la Escuela de Negocios de la Universidad de Cardiff, ya que han recopilado años de datos sobre cómo los propietarios usan esos vehículos. Estas incluyen no solo a Tesla, sino también a Nissan, cuyo modelo Leaf que funciona con baterías ha estado en el mercado desde hace más de una década, y a GM, que lanzó el Bolt en 2016 y fabricó el EV1 desde 1996.

Dos plantas de producción de baterías de GM están en construcción en Estados Unidos y el fabricante ha declarado que planea eliminar de manera gradual la producción de vehículos con motor a base de gasolina para 2035. La empresa afirma que invertirá 35.000 millones de dólares en los próximos cinco años, hasta 2025, para desarrollar modelos eléctricos. “Estamos muy comprometidos con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la transición a un futuro totalmente eléctrico tan pronto como sea posible”, declaró el miércoles la directora ejecutiva de la compañía, Mary T. Barra.

Este año, Ford empezó a vender un vehículo utilitario deportivo eléctrico, el Mustang Mach-E, que ha tenido un buen desempeño y ha sido elogiado por la crítica. Planea añadir un modelo eléctrico de la camioneta Transit este año y una “pick-up” F-150 eléctrica el próximo.
        

  • “Los líderes de la industria automotriz saben desde hace tiempo lo que les depara el futuro, en cuanto a la electrificación y las tecnologías autónomas”, afirmó Jessica Caldwell, analista sénior en Edmunds, agencia de investigación de mercado.

Caldwell agregó que los objetivos de ventas establecidos por el gobierno de Biden y los fabricantes de autos “no son para nada inadmisibles, y lo más probable es que se cumplan para 2030, dado que los fabricantes ya han integrado grandes cantidades de vehículos eléctricos en sus ciclos de productos futuros”.
        

  • Al fijar un objetivo claro para las ventas de vehículos eléctricos, Biden le ha inyectado más impulso al cambio hacia el transporte no contaminante, pero también ha desatado fuerzas que los fabricantes de automóviles quizá no puedan controlar.  

Los consumidores podrían ir en tropel a comprar vehículos eléctricos en cuanto se vuelvan menos costosos y la gente podría descubrir que los automóviles de gasolina están en peligro de convertirse en elefantes blancos cuyo valor de reventa podría desplomarse. Eso podría crear tensión para las empresas que, a excepción de Tesla y algunas empresas emergentes, siguen dedicándose a producir autos con motores de combustión interna.

“La industria podría perder el control de esta transición”, advirtió Wells, “y podría convertirse en un periodo volátil”.
        

  • El evento inaugural de Zeekr, un fabricante de vehículos eléctricos, en la bahía de Hangzhou, China, el 15 de abril de 2021. (Lorenz Huber/The New York Times)
  • Un conductor recarga su Chevrolet Bolt en una estación de carga para vehículos eléctricos en Victorville, California, el 18 de abril de 2019. (Philip Cheung/The New York Times)

 

c.2020 Harvard Business School Publishing Corp. Distribuido por The New York Times Licensing Group

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

13-08-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

Proponga su próxima idea como si fuera comediante de stand-up

Según Papa CJ, el ejecutivo y comediante de stand-up reconocido a nivel mundial, unas de las mayores lecciones para su trabajo como instructor ejecutivo, han surgido en el “King Gong Show” un famoso concurso de comedia. De acuerdo con CJ, muchas de las tácticas que utiliza en el escenario también le sirven para presentar nuevas ideas a los clientes. Conoce aquí sus consejos para dominar el arte de la propuesta.

13-08-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/The New York Times Company

Los códigos QR llegaron para quedarse, al igual que el seguimiento que permiten

Aunque los códigos QR existen desde hace años, su uso no se había expandido ampliamente, pues fue obstaculizado, entre otros, por una falta de comprensión por parte del consumidor y por la molestia de necesitar una aplicación especial para escanearlos. El QR se trata de un tipo de código de barras que permite realizar transacciones sin contacto manual, y a partir de la pandemia los restaurantes y otros comercios los adoptaron en masa con múltiples usos. No obstante, existen preocupaciones en cuanto a la privacidad y por los empleos que han sido sustituidos dada la autonomía que tienen ahora los usuarios para acceder a los servicios usando tan solo el código.

17-08-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Harvard Business School Publishing Corp.

El verdadero valor de su comunidad de marca

Si tu marca aún no tiene una comunidad de clientes que la apoyen y ayuden o si la tienes pero no le ves mucho valor, esto es para ti. Según este estudio, una comunidad de marca exitosa no es barata; el típico presupuesto de la comunidad de una marca importante oscila entre $500,000 y $10 millones de dólares anuales. Conoce más.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}