Skip to main content
ico

La economía intangible, reto de los inversionistas en el nuevo siglo

Actualidad economica y sectorial16-03-2018

Por Luis Fernando Restrepo Patiño
Analista Estrategia Sectorial de Servicios Financieros, Transformación digital y Modelos de Servicio / Grupo Bancolombia

La economía intangible, reto de los inversionistas en el nuevo siglo

La economía desde mucho tiempo atrás fundamentaba su magnitud de acuerdo a las cosas materiales que realmente se fabricaban o cultivaban. La capacidad de los seres humanos para predecir unos flujos futuros de recursos a partir de la productividad de un activo era un factor fundamental en la valoración de las compañías, y cómo los inversionistas podían dirigir sus miradas sobre sectores en específico que tuvieran gran potencial.

A partir de los 80, con la irrupción del internet y la convergencia del mundo con el ciberespacio, la transformación en los modelos de negocio tradicionales ha sido radical, desde la generación de ingresos hasta su viabilidad financiera a largo plazo. Producto de esta disrupción, las compañías han integrado activos estratégicos que no son visibles, pero que guardan el secreto de la ventaja competitiva de su negocio, y que hoy en día tienen el nombre de intangibles.

La proliferación y relevancia de este tipo de activos en la economía global son más que evidentes. Desde 1977 hasta 2014, la variación en la inversión en activos tangibles cayó del 15% al 9%; por otro lado, la tasa de inversión en Capital Inteligente (patentes, I+D, sistemas de información, marcas, contenidos y procesos de negocio) aumentó del 9% al 14% del valor agregado.

Compañías como Apple, Amazon, Google, Facebook y Microsoft son exponentes fieles de esta tendencia, en las cuales el valor de sus activos intangibles es superior a los tangibles; evidencia de esto, es la capitalización bursátil de estos conglomerados que representó un tercio en el aumento en el índice S&P500 registrado en 20171. De esta forma, desde hace más de 3 décadas se ha ido transformando hacia una nueva clase de economía, en la cual gran parte de lo que se produce es abstracto, simbólico y especulativo.

Aunque estos procesos llevan años, los cambios incluso desde los parámetros financieros son totalmente diferentes. La contabilidad de los intangibles en una compañía es clasificada internamente como gastos (costo de las inversiones en innovación y futuro crecimiento), mientras que si este tipo de activos se adquieren, se capitalizan; una práctica global que ha llevado a incentivar las privatizaciones y fusiones de compañías, producto de la escalabilidad y turbo alimentación de los efectos de la red. De esta forma, podemos llegar a un replanteamiento desde la concepción de la creación o destrucción de valor a partir de las utilidades.

Netflix ejemplifica a la perfección este comportamiento. Concentra una gran deuda en un cierto rango de tiempo para la financiación de producciones y rentabilizar la continuidad de sus éxitos, al igual que en el desarrollo de nuevas propuestas para mantener y capturar público. Por la naturaleza de este negocio, se contemplan pérdidas mientras que el contenido sale a la plataforma, luego se genera un flujo de caja positivo en un escenario base; adicionalmente, gracias a la interacción de la audiencia se obtienen datos que son considerados de alto valor agregado.

La capacidad de identificar los activos estratégicos, las inversiones necesarias en estos y su debida protección a nivel global para su rentabilización, son factores fundamentales a la hora de evaluar operaciones de empresas con este tipo de características; y es allí donde se presentan los mayores retos de inversión en el nuevo siglo.

Estos retos no son ajenos a la economía colombiana

Aquí son cada vez más recurrentes este tipo de fenómenos y el fortalecimiento de esta clase de activos. Algunos ejemplos de cómo modelos tradicionales de negocio en el sector real y de servicios se transforman hacia unos más intensivos en inversión de activos intangibles, son:

  • Cementeras con altas inversiones en investigación y desarrollo de nuevos materiales.
  • Compañías de alimentos con cada vez más patentes registradas de productos.
  • Farmacéuticas potencializando medicamentos.

Adicionalmente, es importante resaltar que estos activos tienen ciertas propiedades que se vuelven catalizadoras en los negocios y la economía. La escalabilidad es una de ellas, haciendo que las ideas puedan ser fácilmente replicables en los mercados en cuestión de días; ejemplo de esto es Coca Cola, que tiene su base principal en Atlanta y numerosas fábricas alrededor del mundo, que llevan una misma directriz impartida desde su matriz.

Por otro lado, las sinergias que se logran han creado grandes inventos hoy en día, uno de los casos más emblemáticos es el IPod, que combinó el protocolo de MP3 más un refinado diseño, convirtiéndolo en uno de los productos electrónicos insignia de los últimos tiempos2.

Los riesgos que esta nueva clase de economía conlleva no son nada despreciables, en especial donde existe el miedo latente de las burbujas económicas, producto de las expectativas de los inversionistas en este tipo de activos que logran capitalizaciones considerables en los mercados bursátiles. Otro de los efectos radica en las grandes brechas que se forman entre países líderes en innovación que pueden mantener altas tasas de inversión, en contraste con otros más rezagados; las repercusiones incluirían una fuga masiva de capitales gracias a la movilidad de estos en la nueva era y la poca madurez en el mercado de capitales en algunos países. De igual forma, desde la banca tradicional se generan interrogantes alrededor de la financiación, la ejecución de garantías y la contabilización de estos en los balances financieros.

Dada la importancia de entender este comportamiento -debido a la proliferación de compañías con gran cantidad de intangibles en sus estados financieros, y el protagonismo que tienen en los mercados globales-, se plantea la necesidad de implementar un Análisis Competitivo Integrado3 mediante los siguientes pasos:

No existen resultados

Producto de este análisis, es de vital importancia reconsiderar el modelo basado exclusivamente en los ingresos para la evaluación financiera de una compañía, dado que cada vez pierde más relevancia como único indicador de creación de valor. La afinación de las cifras con los pasos anteriores permitiría identificar una empresa que tiene márgenes apretados, pero con un alto potencial para el futuro; o por el contrario, grandes utilidades a raíz del decrecimiento de las inversiones en intangibles, y estar sacrificando su propia viabilidad económica en el largo plazo.

Finalmente se reitera la importancia del desarrollo de metodologías profundas de inversión, proyectando una imagen holística de las compañías en el largo plazo, e identificando la relevancia de los activos estratégicos en el cumplimiento de las metas para lograr una ventaja competitiva en los mercados donde operan.

Referencias

  1. Feng Gu & Baruch Lev. (2017). Time to change your investment model. Financial Analyst Journal. Volume 73. Number 4.
  2. Jonathan Haskel & Stian Westlake. (2017). Capitalism without capital.
  3. Driebusch Corrie & Ben Eisen. (2018). Tech Stocks surge into new year. Wall Street Journal.

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

29-06-2022Tendencias

Blockchain en 2022: desde su origen hasta su aplicación en Colombia

Más allá del sector financiero la tecnología de blockchain se ha expandido en otras actividades de Colombia, con referentes que van desde trazabilidad de procesos de restitución de tierras, hasta alternativas para emprendedores. Conoce cómo avanza este sistema en el país y el mundo.

29-06-2022Especiales

Crear valor para los accionistas ya no lo es todo, dicen los principales CEOs

El umbral de lo que la gente espera de una empresa se ha movido sustancialmente, dice Klaus Schwab. Aquí te contamos el cambio de pensamiento que han tenido los grandes empresarios del mundo en cuanto a la relación con sus diferentes grupos de interés.

28-06-2022Especiales

Algunas empresas dicen que les importa el clima, pero no toman medidas suficientes

Las acciones ambientales hacen parte del compromiso que asumen las empresas conscientes para contribuir a la solución de los problemas de la sociedad. Muchas compañías están asumiendo una responsabilidad compartida por el planeta que se extiende a sus proveedores y clientes. Te contamos más aquí.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}