Skip to main content
ico

10 aprendizajes de la charla virtual: Análisis del Plan Financiero 2021 del GNC

/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Actualidad economica y sectorial24-03-2021

Tiempo de lectura: 6 minutos

Por Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercados
Grupo Bancolombia

Foto de Juan Pablo Espinosa, director del equipo de investigaciones económicas del Grupo Bancolombia.

Comillas

Ante las reformas estructurales hay que aprovechar cuando hace sol para arreglar el tejado de la casa. Sin embargo, en esta coyuntura le va a tocar a Colombia una discusión difícil, porque debemos reparar ese techo de las finanzas públicas en medio de una tempestad que está en marcha, la de la pandemia.

 

1. El Gobierno redobló su apuesta por la recuperación económica de Colombia para 2021

Por un lado, se amplió el gasto para la atención de la pandemia, para estimular el crecimiento de la economía y la inversión, hasta un agregado de niveles no vistos en mucho tiempo. Simultáneamente, el reto está en la consolidación fiscal de mediano plazo, que sea creíble y que garantice la sostenibilidad de la deuda soberana, lo que se materializaría a través de una agenda de reformas a concretar próximamente.

2. El plan financiero 2021 está basado en proyecciones realistas de las principales variables económicas

En materia de crecimiento económico, la expectativa del Gobierno para el año (5%) es un poco más alta que la que proyectamos (4,7%), pero sigue estando en nuestro rango esperado. La inflación está en línea con nuestra expectativa (2,4%), y en cuanto a la tasa de cambio ($3.466) y el precio del petróleo (Brent: USD53/bl), las proyecciones del Gobierno son más conservadoras que las nuestras ($3.550 y USD59/bl, respectivamente).

3. Menor déficit fiscal en 2020, pero con una ampliación significativa para 2021

El déficit de 2020 (-7,8%) fue una sorpresa positiva, comparado con la estimación de noviembre del Comité Consultivo de la Regla Fiscal (-8,9%) y con nuestros cálculos de principios de marzo (-8,2%).

Sin embargo, este año el déficit será mayor al esperado. Mientras que en noviembre de 2020 las expectativas oficiales para 2021 planteaban un déficit de -7,6%, y desde nuestro escenario esperábamos un -8,0%, este plan financiero plantea -8,6%.

Destacamos que desde una visión que agregue los resultados de ambos años, la posición fiscal del país no tendría cambios muy marcados, debido a que prácticamente el menor déficit en 2020 es equivalente a la sorpresa negativa para 2021.

El gasto al alza es el gran determinante de los cambios en el balance. La atención de la pandemia ha sido y sigue siendo un rubro importante. Este año, por ejemplo, la vacunación podría representar 0,5% del PIB, además continuarán los programas de apoyo económico que iniciaron en 2020. Así mismo, el esfuerzo en inversión (3,1%) que el Gobierno planea es una de las cifras más altas en la historia, solamente superada en 2013. Además, los gastos en intereses que se incrementarían de manera significativa (representan 3,4% del PIB, una cifra no vista desde 2007), en consonancia con el aumento de la deuda.

4. Aunque el ingreso podría recuperarse en 2021, hay dos riesgos potenciales

En primer lugar, es posible que no se alcance la recuperación de 0,5% del PIB del recaudo tributario que el Gobierno espera para 2021 (13,5%) respecto a 2020 (13%) y, en segundo lugar, que la venta de acciones de ISA no alcance a materializarse en 2021.

5. Los desembolsos para financiar los gastos de 2021 estarán concentrados principalmente en el mercado interno

El déficit a financiar en 2021 ($94,6 billones) se incrementó considerablemente en comparación con 2020 ($57,8 billones). Los desembolsos previstos durante este año recaen en mayor proporción en fuentes de financiación internas ($55 billones), lo que implicará un mayor esfuerzo en términos de subastas, además de la línea nueva de los TES verdes.

Según nuestros cálculos, en 2020 por cada peso pagado por servicio de la deuda a los tenedores de TES, el Gobierno emitió $1,44, cifra superior a los 58 centavos de 2019. Con esta revisión del plan financiero 2021, el índice de presión pasaría de 80% (nuestra proyección anterior) hasta 100%. Un esfuerzo mayor para los inversionistas privados, aunque no tan grande como la de 2020.

Destacamos que el Gobierno estima colocar USD6,700 millones en el mercado externo por medio de bonos internacionales, y el único año donde vimos una cifra similar fue en 2005, con USD6,200 millones, lo que implicará un récord en materia de bonos internacionales.

6. Es necesaria una carta de navegación realista y responsable a mediano plazo para evitar que el saldo de la deuda pública supere al umbral de sostenibilidad

En la actualidad, el saldo está cerca al 65% del PIB y podría seguir ahí durante un tiempo prolongado, según las proyecciones del Gobierno. Desde nuestra perspectiva, en los años siguientes la tendencia llevaría a acercarnos al 70% del PIB para 2025, un nivel insostenible, según el mismo documento del plan financiero. 

7.  Es indispensable que la reforma tributaria sea una reforma fiscal para la recuperación de las finanzas públicas

La reforma tributaria debería responder a una reforma fiscal para cubrir tres aspectos clave de las finanzas públicas.

En primer lugar, el tema de ingresos. Hay que incrementar los ingresos corrientes al menos en 1,5% del PIB. En segundo lugar, el tema de gastos. Después de estos esfuerzos extraordinarios a raíz de la pandemia y de la reactivación económica, será necesaria una revisión legal de los cambios que se requieran para moderar los niveles de gasto en el futuro. Por último, la regla fiscal. El reto está en adaptar esa regla a la realidad postcovid.

8. La regla fiscal requiere un ajuste antes del próximo proceso electoral

Es necesario reorientar la regla fiscal para que genere credibilidad y no amenace la recuperación. A nivel de stock, es necesario definir un límite de deuda que sirva como ancla de mediano plazo y asegure la sostenibilidad. En el frente de flujos, se requiere una reducción del déficit estructural sin afectar el proceso de recuperación. Desde la gobernanza, algunos posibles cambios serían fortalecer las capacidades y la autonomía del Comité Consultivo y reglamentar las cláusulas de escape.

9. Nuestra calificación de riesgo dependerá indudablemente de cómo se resuelva la reforma fiscal

Las tres grandes agencias tienen a Colombia con perspectiva negativa - calificación de Fitch Ratings y Standard & Poor’s es BBB-. Es inevitable pensar que la reforma será el elemento clave de la decisión de cambio de calificación de riesgo, pues lo que marcará la gran diferencia en términos del perfil crediticio soberano se basará en lo que pase de aquí en adelante, no solo con el mayor recaudo esperado, sino de cómo se modere el gasto y se ajuste la regla fiscal.

10. Aunque el riesgo idiosincrático impactará los precios de mercado de renta fija, las condiciones financieras globales serán el factor determinante para el mercado de deuda pública

En los últimos 5 años, el 84% del resultado de este mercado ha estado asociado a factores globales. Actualmente,vemos un empinamiento de la curva de tesoros estadounidenses y un aumento en las expectativas de inflación en EE. UU., y esos serán los elementos clave. Anticipamos una curva de rendimientos empinada a lo largo del año.

Le invitamos a consultar el material detallado de este análisis

 

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

19-02-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Mercado de capitales

Riesgo de mercado, de liquidez, de crédito… y climático

Como consecuencia de los cambios climáticos que no podemos prever, hay impactos económicos y sociales que no podemos cuantificar. Por eso, no podemos seguir pensando que las acciones sobre clima pueden esperar o son de largo plazo. Lea más aquí.

23-03-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Mercado de capitales

La gestión de riesgos de mercado y los aprendizajes que nos deja la pandemia

La pandemia demostró que nadie es más rápido que el mercado en un momento de crisis y los estragos pueden ser de alto impacto. Las cobertura son el escudo que permiten adelantarse a los cambios drásticos e importantes como los que estamos viviendo. Conozca la visión de los especialistas sobre las lecciones que nos ha dejado el coronavirus en materia de gestión de riesgos de mercado, qué se debe evitar y qué hay que hacer ahora mismo.

17-02-2021/Bancolombia/Categoria Capital Inteligente/Actualidad economica y sectorial

Impacto y repercusiones de la pandemia del covid-19 en la brecha de género laboral en Colombia

La brecha de género ha sido una característica estructural del mercado laboral colombiano, sin embargo, la pandemia del covid-19 agudizó tanto el problema que entre agosto y octubre de 2020, el porcentaje de desocupación en el país fue de 12,1% en hombres y de 20,8% en mujeres. Conozca aquí un completo informe.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

Compartir

Enlace para Linkedin

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}