Skip to main content
ico

Aumento del salario mínimo: ¿un lastre para la inflación de 2018?

Opinion23-01-2018

Por Investigaciones Económicas
Grupo Bancolombia

Aumento del salario mínimo: ¿un lastre para la inflación de 2018?

A partir del presente mes se hace efectivo el incremento de 5,9% en el salario mínimo decretado por el Gobierno Nacional. Si se le resta la inflación observada a finales de 2017, la variación llegó a 1,75%, cifra superior al promedio observado desde 2002 (1,18%), y que implica una aceleración importante frente a los registros de 0,21% y 1,18% observados en los dos años previos.

Consideramos que este aumento puede tener varias implicaciones. En primer término, podría producir un impacto positivo en el poder adquisitivo de los hogares, ya que sus ingresos crecerían por encima de la canasta de bienes y servicios que consumen. Sin embargo, este efecto favorable tendría limitaciones. Por ejemplo, la evidencia sugiere que mayores aumentos del salario mínimo deterioran las condiciones del mercado laboral, ya que desalientan la demanda por mano de obra y representan un obstáculo para la formalización de los trabajadores.

En segundo lugar, los ajustes pronunciados del salario mínimo en términos reales se asocian con presiones al alza sobre la inflación. Esto es consecuencia de que la cifra en la que se aumenta la remuneración de los asalariados condiciona la revisión de múltiples precios y tarifas.

Para validar lo anterior, realizamos un ejercicio en donde buscamos identificar qué componentes de la canasta familiar responden en mayor medida en términos de precio a los ajustes del salario mínimo. En particular, calculamos la correlación entre el crecimiento real del salario mínimo y la aceleración de la inflación entre enero y diciembre del año subsiguiente para todos los rubros del IPC durante los últimos 16 años.  Consideramos que hay una relación positiva relevante cuando el coeficiente obtenido es mayor a 0,5.

Como se aprecia en la gráfica, los productos que más se relacionan con el incremento real del salario mínimo hacen parte del grupo de no transables. Sobresalen los servicios que tradicionalmente son indexados, tales como educación, salud, transporte y gastos de vivienda. Además, encontramos una alta asociación con productos como licores, artículos de aseo y servicios de mecánica y lavandería.  En conjunto, los bienes y servicios cuyos precios se asocian de manera fuerte con el ajuste real del salario mínimo representan una tercera parte del IPC.

La implicación de este hallazgo es que la revisión del salario mínimo puede tener repercusiones negativas sobre la inflación en 2018, las cuales pueden contrarrestar el avance de los ingresos de los hogares. Asimismo, esto podría contribuir a mantener la persistencia de la inflación básica que, como se vio en 2017, es uno de los mayores desafíos que Colombia enfrenta en materia de precios. Esta es una de las razones por las cuales creemos improbable que este año la inflación se modere hasta la meta puntual de 3% del Banco de la República.

Correlación inflación – salario mínimo

¿Te pareció útil este contenido?

Continúe leyendo

26-01-2023Especiales

Aprendizajes para abordar los retos empresariales del 2023

Emprende tus planes empresariales con nuevas perspectivas. Inicia el año con las potentes ideas que nos compartieron los ochos exponentes que participaron en el World Business Forum Bogotá 2022. Encuentra sus enseñanzas alrededor de la innovación, el bienestar empresarial y la sostenibilidad.

26-01-2023Especiales

Snack Talks capítulo 5: conoce sobre gestión de liquidez con el director administrativo y financiero de EAFIT

Hacer planeación financiera, utilizar herramientas de automatización e inteligencia artificial y, desde luego, contar con un gran aliado financiero, son algunas de las claves que nos comparte Víctor Sierra, líder de tesorería de EAFIT, para gestionar adecuadamente la liquidez de una empresa. Conoce más.

26-01-2023Tendencias

¿Cómo la omnicanalidad ha fortalecido los comercios en Colombia?

El comercio electrónico y las plataformas de delivery son dos canales adicionales de venta que se impulsaron en los comercios del país desde la llegada de la pandemia en el mundo. Te contamos cuál ha sido su evolución en Colombia y qué representan hoy para los almacenes.

Suscríbase a nuestro boletín
Capital Inteligente

  • Para conocer
    el acontecer económico.
  • Para tomar mejores
    decisiones de inversión.
  • Para compartir
    información de valor.

Lo más reciente

¿No es lo que buscaba? Conozca otros artículos de interés.

Complementary Content
${loading}