El dinero, las emociones y tu bienestar financiero

Julio 22, 2021 Tiempo de Lectura: 4 min
Asobancaria
  • Autor: Bancolombia
  • Abogado

Comparte este articulo


En ocasiones solemos pensar que la solución a nuestros problemas financieros es tener más dinero. Al hacerlo, dejamos de lado uno de los factores que más influye sobre nuestra vida económica: "lo personal" de nuestras finanzas.

El dinero, las emociones y tu bienestar financiero

En ocasiones solemos pensar que la solución a nuestros problemas financieros es tener más dinero. Al hacerlo, dejamos de lado uno de los factores que más influye sobre nuestra vida económica: "lo personal" de nuestras finanzas. Nuestras actitudes, personalidad y emociones hacen parte de este componente personal. Juntas juegan un rol clave en el manejo que hacemos de nuestro dinero

Aquí queremos mostrarte cuál es el impacto que tus emociones tienen sobre el manejo que haces de tus finanzas. Además, te orientaremos en como identificarlas y trabajar sobre ellas. Hacerlo te permitirá mejorar tu relación con el dinero y poner en práctica todo lo que aprenderás con nosotros sobre cómo llevar tus finanzas personales a un siguiente nivel.

La relación entre las emociones y el dinero

Una emoción es una reacción frente a un estímulo, también puede impulsarte hacia un objeto o una ideas, y alejarte de otras. Sorpresa, asco, tristeza, ira, miedo, alegría o felicidad, son ejemplos de emociones básicas.

Tómate un minuto para leer nuevamente esta definición sobre lo que son las emociones. Luego pregúntate qué emociones has sentido frente a diferentes estímulos en tus finanzas personales. Por ejemplo:

  • • Cuando recibes tu quincena

  • • Cuando tienes que hacer un gasto grande

  • • La última vez que cubriste una emergencia

Las emociones son tan importantes dentro de nuestras finanzas que son las que determinan el nivel de satisfacción que tenemos con este aspecto en nuestras vidas. De hecho, contrario a lo que muchos creerían, está demostrado que más dinero no necesariamente te hará sentir mejor. Científicos como Tim Kasser, Jean Twenge, o Richard Ryan, han concluido que quienes solo se esfuerzan por acumular riqueza generalmente:

Ahora bien, las emociones no son ni malas ni buenas. Son indicadores que usa nuestro cerebro y nuestro cuerpo para alertarnos sobre algo que está pasando. Están siempre presentes: en nuestra relación con una marca, al tomar crédito, al pagarlo, al ahorrar, al invertir o tomar cualquier otra decisión financiera. Reconocerlas nos permitirá entender si la forma en la que aparecen nos está ayudando a acercarnos -o no- de nuestros sueños y metas.

  • • Sienten niveles más bajos de bienestar financiero.

  • • Se sienten menos felices.

  • • Experimentan más dificultades psicológicas

  • • Tienen un menor nivel de satisfacción con su vida.

Cómo las emociones juegan a nuestro favor o en nuestra contra en nuestras finanzas

La razón por la que muchos no hemos considerado el aspecto emocional de nuestras finanzas como importante tienen que ver con que ha sido algo insconciente. De hecho, muchas de estas respuestas emocionales las aprendemos en nuestra infancia

Cada familia tiene su propia psicología alrededor del dinero y nosotros aprendimos buena parte de esta sin darnos cuenta. Piensa en algunas de estas formas en las que esto puede manifestarse:

  • • De qué se podía hablar y de qué no -financieramente

  • • Quién estaba en control de las finanzas en el hogar

  • • Qué responsabilidades se asignaban a qué género, o a qué miembro de la familia

  • • Qué tan importante era el dinero o que otros vieran que tenían dinero

  • • Qué te enseñaron sobre el ahorro, la deuda o las inversiones

Todas estas respuestas generan hoy emociones cuando llega el momento de manejar nuestro dinero. Algunas pueden jugar en nuestra contra, algunas pueden jugar a favor. En contra, podríamos encontrar, por ejemplo:

  • • Ansiedad

  • • Inseguridad

  • • Miedo a perderlo todo

  • • Envidia

Ahora bien, el hecho de que "jueguen en nuestra contra", no significa que haya que evadirlas. Simplemente, que pueden llevarnos a comportar según lo que creemos de nosotros mismos. Pregúntate, por ejemplo, si has pensado que:

  • • "Nunca tendrás suficiente dinero"

  • • "Es mejor no pensar sobre finanzas"

  • • "Eres muy malo con el dinero, entonces no hay nada que puedas hacer para mejorar"

  • • "Gasta si te sientes triste"

El problema no es que aparezcan estos pensamientos. El problema es que si no somos conscientes de ellos pueden crear más ansiedad, más inseguridad, y llevarnos a la inacción.

Ahora, el dinero también puede crear emociones más positivas. Algunos ejemplos pueden ser:

  • • Estabilidad

  • • Satisfacción

  • • Auto-Confianza

  • • Comodidad

  • • Tranquilidad

Recuerda, las emociones no son por sí mismas "malas" o "buenas". Es lo que hacemos cuando aparecen lo que cuenta. En ocasiones, las consecuencias de estas emociones pueden manifestarse en nuestras finanzas con comportamientos como:

  • • Considerar únicamente nuestra perspectiva. Dejar de lado "la película completa" o las opiniones de otras personas importantes.

  • • Aferrarnos a una decisión con exceso de confianza, aunque sea mejor cambiar de idea.

  • • Seguir ciegamente lo que otros hacen, sin considerar si es lo mejor para nosotros como individuos.

Cómo identificar nuestras emociones frente al dinero y qué hacer con ellas

Ganar conocimiento sobre nosotros mismos es tan importante como adquirir conocimiento financiero. Un primer paso para lograrlo, es aprender a ser conscientes de las emociones positivas y negativas asociadas con el dinero. Esto nos permitirá entender qué cambios vale la pena hacer para mejorar nuestra salud y bienestar financieros.

Buena parte de nuestro mundo emocional es inconsciente. Por esto, para empezar a explorarlo te sugerimos estos ejercicios:

  • • Identifica lo que dispara las emociones. Haz una lista de eventos en tus finanzas y las emociones que asocias "normalmente" a estos. ¿Vale la pena cambiar o alejarte de alguno de estos eventos?

  • • Define qué es lo importante para ti. Haz una lista de las cosas que son más importantes en tu vida. Si has descubierto emociones negativas en tus finanzas, pregúntate si pueden venir de la diferencia entre el uso que haces de tu dinero y lo que crees que es realmente importante para ti.

  • • Descubre emociones asociadas al gasto. Durante un par de semanas, tómate 1 minuto después de cada compra y observa cómo te sientes. ¿Hay compras que te hacen sentir tranquilo? ¿Alguna te haces sentir ansioso? ¿Cuáles? ¿Por qué crees que puede suceder?

  • • Prefiere experiencias que cosas. Numerosos estudios como el de Thomas Gilovich han demostrado que preferir el gasto en experiencias puede darnos más emociones positivas que gastar en cosas.

Ten presente que la salud financiera dependerá del manejo consciente del flujo de plata que recibes. Debes ser siempre racional al momento de comprar, la mejor forma de hacerlo es controlar tus gastos por medio de Día a Día la funcionalidad de App Personas que categoriza los ingresos y gastos de tu cuenta de ahorros o tarjetas de crédito.

Contenido relacionado


Tipos de crédito
Febrero 22, 2021

Conoce cuáles son los tipos de crédito que se adaptan a tus necesidades. Lee todo sobre ellos y elige el mejor aquí.



Estos son los beneficios que obtienes por tus compras con tarjetas
Febrero 22, 2021

Realiza tus compras de forma ágil y segura en establecimientos aliados con tus tarjetas y recibe beneficios. Conócelos aquí.


${loading}