La pandemia actual ha generado un fuerte impacto en todas las actividades empresariales. Por eso, el acceso al crédito en condiciones excepcionales es una de las herramientas que tienen las organizaciones para apalancarse. ¿Cómo usar los beneficios actuales de la manera más positiva? Aquí te contamos.

La información que te compartimos aquí es simplemente material informativo que ofrecemos a los negocios.
Esta publicación no tiene fines comerciales y no representa un cobro para quienes se nombran.
Las opiniones de terceros se atribuyen a las fuentes consultadas y no comprometen el pensamiento de Grupo Bancolombia.
Es responsabilidad de los lectores y negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable y la verificación de su vigencia.


Contenido del artículo

- Claves para estructurar las finanzas empresariales
- Proteger el empleo: la prioridad de los créditos
- Líneas de crédito para empresarios
- Créditos, solo para emergencias


Claves para estructurar las finanzas empresariales

En el ecosistema empresarial existe un consenso con respecto a que el principal enemigo al que se enfrentan los negocios es la incertidumbre, porque no está claro cuándo se superará la emergencia económica y sanitaria, ni de qué forma las empresas echarán a andar sus procesos productivos de nuevo.

Según Carlos Eduardo Payán, presidente de Invecsa, “si los empresarios no se preparan, cuando llegue el momento, probablemente no van a contar con un negocio y tampoco van a tener con quién sacarlo adelante. Por eso, la inquietud ahora debe ser cómo llegar al otro lado de la crisis en términos financieros”. Eso les plantea el reto de estructurar las finanzas del negocio.

Por eso, Diego Henao, socio de Fusiones y Adquisiciones de PwC, recomienda priorizar la gestión de tesorería, es decir identificar necesidades de caja a corto y mediano plazo y enfocarse tanto en minimizar costos, como en la gestión del balance general.

Además, se requiere analizar las posibilidades inmediatas de generación de caja, como los aportes de capital de los accionistas o la disposición de activos líquidos. “No hay que olvidar las alternativas de financiación o refinanciación con entidades financieras ni métodos como el factoring”, dice Henao.

Las empresas, igualmente, deben plantearse varios escenarios posibles de acuerdo con diferentes proyecciones de ventas. De acuerdo con Juan Pablo Tobón, gerente de Riesgo de Crédito de Bancolombia, a partir del plan de acción que trace cada empresa, pueden tener claro qué gastos omitir a medida que se materialicen esos escenarios para garantizar la sostenibilidad del negocio.

 

Te puede interesar:

¿Cómo hacer un presupuesto en las pymes? Claves y consejos

¡Quiero saber cómo!

 

Proteger el empleo: la prioridad de los créditos

Teniendo en cuenta esas necesidades de las organizaciones, las medidas tomadas por el Gobierno Nacional y el sector bancario se enfocan en generar líneas de crédito y modificar algunas de las condiciones de los préstamos vigentes con el fin de que las organizaciones, principalmente, protejan el empleo.

De acuerdo con la ANDI, actualmente hay créditos colocados por $500 billones, de los cuales cerca de $80 billones se vencen en los próximos 12 meses. Al recaudarlos, los bancos deberían volverlos a colocar, pero ahora no lo hacen por el riesgo que genera la incertidumbre. Entonces, ¿por qué no pensar en que esos vencimientos se prorroguen?

De acuerdo con Payán, esto les brinda a esas entidades un grado de certeza y le inyecta a la economía un capital que los empresarios pueden usar para resolver sus necesidades inmediatas y prepararse para lo que les espera en el futuro.

Al defender el empleo, se busca mantener el ingreso de la población en riesgo pues, debido a la cuarentena obligatoria, muchos ven limitada su posibilidad de trabajar y obtener un ingreso económico. Pero, además, las compañías deben pensar en su aparato productivo.

“Las cadenas de suministro funcionan lentamente en este momento. Si las organizaciones ven que hay un insumo o materia prima fundamental para su producción y presentan dificultades en conseguirlo, pueden aprovechar para adquirirlos”, afirma el gerente de Riesgo de Crédito de Bancolombia.

 

Te recomendamos leer:

Cómo planear la rentabilidad en los negocios

¡Quiero saber más!

 

Líneas de crédito para empresarios

Debido a que las empresas están buscando liquidez para mantener sus operaciones, la política del Gobierno Nacional gira en torno al fortalecimiento del Fondo Nacional de Garantías (FNG), al cual le inyectó $70 billones, para que junto con otras entidades ofrezca financiación a empresarios y personas naturales.

Bancóldex, por su parte, lanzó la línea especial de crédito “Colombia Responde”, que beneficiará a los sectores de turismo y aviación, a sus cadenas de suministro y a las empresas relacionadas con espectáculos públicos. El objetivo es evitar que se impacte negativamente su flujo de caja por la coyuntura actual.

Esta entidad, junto con iNNpulsa y el FNG, también liberarán recursos a entidades financieras y fintech que diseñen líneas especiales para emprendedores, startups y pequeñas empresas. Por otro lado, iNNpulsa, el Banco Agrario de Colombia y Fontur le apuestan a apoyar a los emprendedores del agro.

Los recursos dispuestos mediante estas líneas, que llegan a los empresarios por medio de los bancos tradicionales, cuentan con tasas de interés competitivas y periodos de gracia, es decir que las amortizaciones no empiezan inmediatamente, lo que aliviana las cargas financieras de los empresarios.

Créditos: un salvavidas para las empresas

Créditos, solo para emergencias

Una duda que surge con respecto a los créditos es cómo se garantizará el buen uso de los recursos por parte de los negocios y cuáles son sus responsabilidades frente a ellos. Carlos Payán, presidente de Invecsa, aclara que, en primer lugar, las empresas que puedan mantener su aparato productivo, deben hacerlo.

En segundo lugar, como los créditos son una medida tomada para enfrentar una emergencia, solo deben ser solicitados por quienes los necesitan. Por eso, las empresas que tienen garantizados sus recursos están llamadas a cumplir con las condiciones originales de sus créditos y otras obligaciones económicas.

Finalmente, el experto aconseja pensar en dos sentidos: en el corto plazo los empresarios deben ser creativos para hacerle frente a la crisis a partir de la oferta de productos o servicios que más se demanden en el momento y que puedan garantizar que la empresa mantenga su operación.

En el mediano plazo, deben replantear sus modelos de negocio y redefinir sus prioridades, teniendo en cuenta que el coronavirus puso el foco en un hecho y es que la producción, comercialización y gestión del talento humano, pueden hacerse de otras formas gracias a las herramientas tecnológicas.

Aunque este es un momento complejo para empresas, emprendimientos y personas independientes, hay diversos recursos que ha puesto a disposición el Gobierno Nacional y la banca. El crédito es una de esas alternativas, pero es necesario tener claro que el uso principal de este, es para proteger el empleo y cumplir las principales obligaciones del negocio.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aún tienes dudas?

Puntos de
atención

Visítanos

Chat en
línea

Escríbenos

Llámenos a
nuestra línea

018000 91 0090

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Contáctanos por
redes sociales

${loading}