Seis de cada 10 de las empresas atendidas por el Programa de Transformación Productiva (PTP, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo) consideran que la falta de certificaciones de productos y procesos les ha impedido exportar o aumentar las ventas en el exterior. Conoce qué tipos de certificaciones existen y cómo obtenerlas para que aproveches nuevas oportunidades en el mercado que hagan crecer tu negocio.

La información que te compartimos aquí es simplemente material informativo que ofrecemos a los negocios.
Esta publicación no tiene fines comerciales y no representa un cobro para quienes se nombran.
Las opiniones de terceros se atribuyen a las fuentes consultadas y no comprometen el pensamiento de Grupo Bancolombia.
Es responsabilidad de los lectores y negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable y la verificación de su vigencia.

Una certificación es la garantía de que algo está hecho de determinada manera o que una organización hace las cosas de cierta forma, con unas buenas prácticas establecidas en una norma.

Juan Sebastián Salazar, jefe de certificación en Icontec Internacional, explica que “una certificación es un tercero independiente que da fe de que la organización cumple con unos requisitos establecidos en normas que garantizan que un producto o servicio cumple con esos requisitos”.

Según Salazar, estas certificaciones son necesarias y beneficiosas para las empresas porque:

  • Le dan confianza a un comprador en el mundo pues sabe que quien le vende cumple con uno estándares mínimos.
  • Esto repercute en el crecimiento del negocio en el mercado nacional o internacional y en la mejora de la reputación de la organización.

Para esto, la calidad no se debe buscar solo para cumplir con un requisito, sino que se debe instalar en los negocios como una cultura empresarial.

No obstante, los indicadores muestran que las certificaciones no parecen estar en el orden del día de muchas empresas del país a pesar del valor que pueden aportar:

Tipos de certificaciones disponibles

Existen muchas certificaciones con diferentes características para las empresas, sin embargo, Salazar explica que se pueden dividir en dos grandes grupos: las de gestión y las de proceso, producto o servicio. Además, también están las certificaciones nacionales, internacionales, obligatorias y voluntarias.

Tabla con los tipos de certificaciones más destacadas

Tal vez te pueda interesar: Cómo exportar a Estados Unidos

Por lo general, el tipo de certificación depende del producto, del mercado y la empresa. Las siguientes son algunas de las que existen según los diferentes criterios.

Algunas de las certificaciones más destacadas en Colombia

Tabla con algunas de las certificaciones más destacadas en Colombia: de calidad, nacionales voluntarias y por tipo de industria

Certificaciones de calidad para todos:

Existen certificaciones de calidad transversales que aplican para todos los negocios sin importar el tipo de industria, como, por ejemplo:

  • ISO 9001: certifica el Sistema de Gestión de la Calidad. Esta es la certificación más conocida y la de mayor penetración en el mundo. Según Salazar, más de un millón de organizaciones en el mundo cuentan con la certificación ISO 9001.
  • ISO 14001: certifica el Sistema de Gestión Ambiental, es otra de las más conocidas.
  • ISO 26000: se refiere a la Responsabilidad Social Corporativa y cada vez toma más fuerza.
  • OHSAS 18001: se enfoca en la seguridad y salud del trabajador.

Tal vez te pueda interesar: Nuevas reglas en el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo

Certificaciones nacionales y voluntarias:

estas son algunas de las certificaciones más importantes que sirven únicamente en el mercado nacional y que son de adopción voluntaria. Es importante anotar que varias de las certificaciones de producto también se denominan sellos de calidad:

  • Sello Ambiental Colombiano: es un indicativo de la producción de bienes ambientalmente sostenibles y es emitido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.
     
  • Sello de Alimento Ecológico : está establecido por el Ministerio de Agricultura y significa que la producción de alimentos fue realizada bajo prácticas de protección ambiental.
     
  • Sello de Sostenibilidad Turística: este sello lo entrega el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y se obtiene al cumplir con las normas técnicas del sector que permiten demostrar que las actividades turísticas operan bajo principios de sostenibilidad que minimizan el impacto sobre el medio ambiente y cultura local.

Certificaciones por tipo de industria:

Para cada sector productivo existen múltiples certificaciones que aplican a la empresa, al proceso o al producto. Es recomendable que cada organización investigue las certificaciones que necesita como requisito legal y aquellas que le pueden agregar valor a su negocio. Algunas de las que existen de acuerdo con los productos son:

  • Alimentos: ISO 22000 - Seguridad Alimentaria.
  • Automotriz: IATF 16949 - Gestión de Calidad en Industria Automotriz.
  • Aeroespacial: AS9100 - Gestión de Calidad en Industria Aeroespacial.
  • Cosméticos: ISO 22716 - Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Cosméticos.
  • Hortofrutícola: GlobalGAP - Buenas Prácticas Agrícolas.

Certificaciones internacionales

El intercambio comercial en el mundo tiene unas reglas de juego establecidas por la Organización Mundial del Comercio para asegurar la calidad de los bienes y servicios que participan en el comercio global, recordemos que Colombia hace parte de la OMC desde 1994.

Los bienes y servicios deben cumplir requisitos de calidad que aseguren que no van a afectar los objetivos legítimos de los países como son la salud, la seguridad nacional, el medio ambiente, la sanidad animal y vegetal y la debida información a los consumidores.

Además, los países con los cuales Colombia tiene acuerdos comerciales, especialmente los de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, son cada vez más exigentes con sus normas para garantizar la calidad de los productos que importan, y el consumidor mundial se preocupa cada vez más por la calidad de los productos que consume, sus efectos en el planeta y la contratación justa de sus empleados. Por todas estas razones, contar con certificaciones no solo permite el acceso a nuevos mercados, también ayuda a conquistar a los compradores.

El cumplimiento de los requisitos propios del intercambio comercial mundial se demuestra mediante la certificación de calidad. Infortunadamente, no contar con estas certificaciones ya les ha salido caro a algunas empresas del país, como le sucede a una compañía de la industria plástica que necesita una certificación específica para entrar al mercado en Brasil y por no contar con ella, a pesar de que el producto cumple con todas las normas, ha perdido negocios. Actualmente, vende 10 millones de bolas de Roll-On, pero si obtuviese la certificación, sus ventas podrían llegar a 30 millones de unidades.

4 pasos para obtener una certificación

.1 Imagen sobre el primer paso para certificarse: Conocer los requisitos de calidad del mercado objetivo.

Conoce los requisitos de calidad de tu mercado.

 

Identifica el mercado y tus clientes objetivo, ya sean nacionales o internacionales, e investiga cuáles son los requisitos de calidad que exigen, qué es lo que más les gusta, qué valoran, qué esperan de los vendedores y también determina qué les disgusta y qué no apoyan.

.2 Imagen sobre el segundo paso para certificarse: crear un plan de trabajo con consultores externos.

Crea un plan de trabajo para certificarte.

 

Haz un diagnóstico de tu proceso productivo, compáralo con los requisitos propios de la certificación, y a partir de esto elabora un plan de trabajo para cubrir las brechas identificadas y desarróllalo.

Por lo general, las empresas requieren asesores o consultores externos que les ayudan a realizar todo este proceso y también existen programas de apoyo en las Cámaras de Comercio, en los Clúster o en convocatorias y proyectos de programas como el PTP.

Puedes buscar en el directorio del Organismo Nacional de Acreditación en Colombia, ONAC, las empresas que están habilitadas para dar las certificaciones de calidad, así como las certificaciones más comunes que existen.

.3 Imagen sobre el tercer paso para certificarse: recibir la certificación por terceros ya sea con auditoría y/o muestreos.

Obtén la certificación

 

Es importante que tengas en cuenta que las certificaciones de producto son más costosas que las de gestión. Estas últimas las tramitas mediante una auditoría a la empresa, que realiza un tercero con la cual se verifica que cumples con las normas propias de la certificación. La de producto, en cambio, te exige muestreos con el producto y, además, pruebas de laboratorio lo cual aumenta los costos.

.4 Imagen sobre el cuarto paso para certificarse: mantener la certificación en los siguientes años

Mantén la certificación.

 

Este es el mayor reto que tienes en los siguientes años y para ello necesitas desarrollar una cultura organizacional orientada a cumplir con los más altos estándares.

Las certificaciones te ayudan a conseguir nuevos negocios, ganar credibilidad en el mercado y confianza por parte de los clientes. Identifica cuáles son las certificaciones que te ofrecen nuevas oportunidades y empieza a gestionarlas. Ten en cuenta que, la mayor inversión se da en el proceso de implementación durante el cual llevas al negocio a cumplir con los más altos estándares que exige la certificación y por su puesto que exige tu mercado.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aún tienes dudas?

Puntos de
atención

Visítanos

Chat en
línea

Escríbenos

Llámenos a
nuestra línea

018000 91 0090

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Contáctanos por
redes sociales

${loading}