Los negocios colombianos cuentan con diferentes mecanismos para contratar talento humano, según sus necesidades o requerimientos. El contrato freelance o por prestación de servicios profesionales es uno de ellos. Estos son los datos claves que hay que considerar al implementarlo.

La información que te compartimos aquí es simplemente material informativo que ofrecemos a los negocios.
Esta publicación no tiene fines comerciales y no representa un cobro para quienes se nombran.
Las opiniones de terceros se atribuyen a las fuentes consultadas y no comprometen el pensamiento de Grupo Bancolombia.
Es responsabilidad de los lectores y negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable y la verificación de su vigencia.


Contenido del artículo

- Contrato freelance: una práctica común desde la Edad Media
- Todo lo que necesita saber sobre un contrato freelance
- Responsabilidades de los contratantes y los freelance


Contrato freelance: una práctica común desde la Edad Media

“Cuenta la leyenda que, durante la Edad Media, algunos caballeros y guerreros eran tan buenos en las batallas que decidían no someterse ni jurar lealtad a ningún señor en particular, sino declararse libres y ofrecer sus habilidades y sus lanzas a cualquiera que estuviera dispuesto a pagar el precio de sus servicios”, afirma Miguel Palacio en su libro Ser freelance sin morir en el intento.

Ellos recibían el nombre de “lanceros libres” o “freelancers”. Aunque los tiempos han cambiado, esta figura continúa siendo popular en el ámbito empresarial, pues representa una alternativa de contratación para las empresas y una opción laboral para quienes, por decisión o necesidad, se ven obligados a renunciar a otras formas de vinculación.

Este tipo de contratos está cobrando una relevancia adicional en estos tiempos en los que muchas personas perdieron sus trabajo o negocios, y quieren seguir prestando sus servicios y conocimientos.

Por eso, aquí aclaramos las dudas que existen con respecto a su naturaleza, los aspectos o las variables que incluye y las ventajas que puede representar para los negocios y para los profesionales interesados en hacer parte de un segmento que, comúnmente, se denomina trabajadores independientes.

Todo lo que necesita saber sobre un contrato freelance

Juan Carlos Ríos, abogado especialista en derecho laboral y seguridad social y miembro de Sánchez y Gacha Abogados Asociados SAS, hace las siguientes precisiones con respecto al contrato freelance.

Agropecuario forestal

5 verdades del contrato freelance 

Transporte

El freelance no está obligado a prestar sus servicios en un lugar o momento específico, no está sometido a reglamentos, órdenes, instrucciones precisas ni horarios.

Ambiente

La naturaleza del contrato de un freelance no cambia, aunque preste el servicio durante varios años.

Salud

En estos contratos no se habla de bonificaciones, pero sí se pueden pactar concesiones económicas o primas de éxito al prestador de servicios por sus resultados.

Energía

El freelance es quien debe asumir el pago de los aportes a salud y pensión. La cotización se hace mínimo sobre el 40 % de sus ingresos netos, según el pago contemplado en el contrato.

Transporte

El freelance no tiene derecho a vacaciones, pero en caso de requerir ausentarse de su actividad, puede delegar a un tercero o trabajar de forma remota.

¿Qué es un contrato freelance?

Es un contrato de prestación de servicios de carácter civil, al que se le aplica la normatividad civil y comercial porque, en suma, se trata de la relación entre una empresa y un comerciante o trabajador independiente. Se diferencia de los contratos de obra o labor en que esta última es una modalidad de contrato de trabajo, así como el contrato a término indefinido o el contrato verbal.

¿Puede ser verbal el contrato freelance?

No. Los acuerdos entre las partes deben estar consignados en un documento, ya que es clave delimitar el objeto y el alcance de la contratación del freelance. Dejar abierto el objeto puede conducir a subordinar al contratista y, en ese caso, él puede argüir que se está generando la existencia de un contrato de trabajo.

Si es necesario que la persona asuma actividades distintas a las inicialmente contempladas, se debe hacer una adición o un nuevo contrato tras revisar el valor de este, previo análisis de la cotización del freelance.

¿Por qué contratar a un freelance? 

El freelance es una persona con la experiencia, el conocimiento y el profesionalismo que se requiere para prestar un servicio a una empresa con autonomía técnica, administrativa y jurídica, de forma que desarrolla sus actividades autónoma e independientemente, sin estar subordinado a la empresa contratante. 

Te recomendamos leer:
¿Cómo se liquidan las prestaciones sociales? 

¿Qué implica que el freelance no tenga una relación de subordinación?

El freelance es contratado para desarrollar proyectos específicos, por un valor y una vigencia acordada con su contratante. En ese sentido, no está obligado a prestar sus servicios en un lugar o momento específico, no está sometido a reglamentos, órdenes, instrucciones precisas ni horarios.

¿Quiénes pueden ser freelance?

Si bien un gran porcentaje de freelance pertenece a profesiones liberales, pueden serlo todos los profesionales que, sin importar su campo de acción, tengan la experiencia para desarrollar el objeto del contrato y puedan hacerlo con autonomía. En caso de que la empresa requiera un profesional que acate órdenes, con presencia permanente en sus instalaciones, debe optar por alguna de las modalidades de contrato de trabajo.

¿Puede un trabajador convertirse en freelance? 

Se debe analizar cada caso y las empresas deben tener en cuenta que, si un trabajador tiene un contrato laboral, está subordinado. En cambio, si se convierte en freelance, deben respetar su autonomía e independencia. Por eso, no conviene hacer el cambio cuando se busca que el trabajador siga teniendo un lugar en el organigrama empresarial y recibiendo órdenes de sus superiores.

¿Cómo calcular el tiempo de prestación del servicio?

Como el contrato se rige por un acuerdo entre las partes, debe tener una vigencia y reglas para su terminación, como la que dice que, si no hay aviso previo, el contrato puede prorrogarse por el término inicialmente pactado. La vigencia puede ser de un día en adelante.

Cabe aclarar que la naturaleza del contrato no cambia, aunque el freelance preste el servicio durante varios años. Esto último tampoco lo convierte en trabajador de la empresa contratante, a menos que se dé entre ellos una relación de subordinación.

¿De qué forma estipular el monto del pago al freelance?

Se requiere pactar un valor contractual y estipular cuándo se pagará. Por ejemplo, es posible entregar el 30 % de ese valor al inicio del contrato, luego otro 30 % y, finalmente, el 40 % cuando se cumpla con el objeto del contrato o se entregue el proyecto.

En estos contratos no se habla de bonificaciones, pero sí se pueden pactar concesiones económicas o primas de éxito al prestador de servicios por sus resultados.

¿Quién asume el pago de las prestaciones sociales?

El freelance es quien debe asumir el pago de los aportes a salud y pensión. La cotización se hace mínimo sobre el 40 % de sus ingresos netos, según el pago contemplado en el contrato. En caso de que el ingreso neto del prestador del servicio sea inferior al salario mínimo, no está obligado a hacer pagos a seguridad social en salud y pensión. En cualquiera de las situaciones anteriores, el pago debe realizarse mes vencido.

¿El freelance tiene horarios y derecho a vacaciones?

Por un lado, no está obligado a cumplir horario. Por el otro, no tiene derecho a periodos de descanso y, por lo tanto, tampoco a una remuneración por los mismos. Sin embargo, en caso de requerir ausentarse de su actividad, puede delegar a un tercero o trabajar de forma remota.

¿Estos contratos contemplan los derechos de autor?

A grandes rasgos, esto depende lo que se estipule en el contrato con respecto a cómo se conservan los derechos morales de las creaciones del contratista y de cómo se hace su explotación económica. Generalmente, los derechos morales o de creación los conserva el freelance o trabajador, pero no ocurre lo mismo con la explotación económica. Sin embargo, conviene consultar a un experto en propiedad intelectual para resolver estas dudas.

¿Pueden incluir estos contratos una cláusula de exclusividad?

Los independientes pueden prestar servicios a varias empresas o personas a la vez y pueden subcontratar un equipo que respalde la prestación de sus servicios.

No obstante, puede requerirse una dedicación exclusiva del freelance al contratante. Lo anterior es aceptable si la exclusividad no viola o vulnera los derechos del profesional como, por ejemplo, el de tener un ingreso digno. Si el contrato genera ingresos importantes y la persona puede mantener su autonomía, el pacto de exclusividad es viable.

¿Es posible hacer evaluaciones de desempeño al freelance?

Generalmente, la empresa contratante designa a un supervisor de contrato para que revise las condiciones contractuales del freelance, les haga seguimiento y avale su gestión o, por otro lado, establezca si existe un incumplimiento contractual. En este caso, y si así se decide, se puede terminar anticipadamente el contrato y solicitar la indemnización por perjuicios. Es clave considerar que este seguimiento al freelance no puede convertirse en una relación de subordinación.

Responsabilidades de los contratantes y los freelance

Al firmar un contrato freelance o de prestación de servicios, tanto el contratante como el contratista asumen responsabilidades. No hacerlo puede significar riesgos que no vale la pena correr, afirma Juan Carlos Ríos, abogado especialista en derecho laboral y seguridad social y miembro de Sánchez y Gacha Abogados Asociados SAS. Los deberes de lado y lado son:

Responsabilidades de un contrato freelance

El contrato freelance es una modalidad que ha tomado fuerza en esta coyuntura, además es una oportunidad para las empresas de contratar personas con la experiencia, el conocimiento y el profesionalismo que se requiere para prestar un servicio a una empresa con autonomía técnica, administrativa y jurídica.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aún tienes dudas?

Puntos de
atención

Visítanos

Chat en
línea

Escríbenos

Llámenos a
nuestra línea

018000 91 0090

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Contáctanos por
redes sociales

${loading}