De acuerdo con Aimeé Sentmat de Grimaldo presidente Ejecutiva de Banistmo y presidente de la Junta Directiva Valores Banistmo, tener mujeres como parte del equipo directivo de una empresa o incluso como miembro de una junta directiva de una compañía se traduce en incremento de la rentabilidad para las organizaciones.

La información que te compartimos aquí es simplemente material informativo que ofrecemos a los negocios.
Esta publicación no tiene fines comerciales y no representa un cobro para quienes se nombran.
Las opiniones de terceros se atribuyen a las fuentes consultadas y no comprometen el pensamiento de Grupo Bancolombia.
Es responsabilidad de los lectores y negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable y la verificación de su vigencia.

Conoce la entrevista completa realizada a Aimeé Sentmat de Grimaldo, destacada ejecutiva panameña, presidente Ejecutiva de Banistmo y presidente de la Junta Directiva de Valores Banistmo, Licenciada en Finanzas de la Universidad Católica Santa María La Antigua, con un MBA de la Universidad Nova Southeastern.  

Es miembro de la Asociación Bancaria de Panamá y fue reconocida como la “Mujer Destacada 2016” por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), distinción que realiza este gremio empresarial para resaltar la trayectoria profesional y personal de las mujeres. 

En esta intervención la especialista se refiere a los elementos que aportan las mujeres en el direccionamiento de las organizaciones, resaltando la importancia y el valor que tiene el género femenino como parte del equipo directivo de una empresa, como miembros de una junta directiva, como lideres de negocios o como presidentas de pequeñas y medianas empresas. 

Explica además que las juntas directivas tienen que ser diversas, porque los equipos diversos permiten a las empresas mantener competitividad y ser sostenibles y la diversidad propicia la innovación.  

Se refiere a la importancia que tiene una junta directiva en las pequeñas y medianas empresas, ya que tienen el rol de validar y asesorar a los equipos gerenciales y acompañar a los negocios en una economía global donde cada vez se habla menos de fronteras.

Finalmente, habla sobre el equilibrio entre la vida personal y familiar de las mujeres, los retos que trae consigo esta dinámica, con unas interesantes recomendaciones para que las empresas acompañen y entiendan a la mujer como un ser humano con necesidades especiales, pero igual con aspiraciones profesionales y con capacidad de desarrollo.

Tener mujeres liderando negocios, como presidentas de pequeñas y medianas empresas es importante porque en los equipos diversos, se da la oportunidad de tener una opinión diferente y además permite a lo largo del tiempo mantener la competitividad y la sostenibilidad en las organizaciones.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aún tienes dudas?

Puntos de
atención

Visítanos

Chat en
línea

Escríbenos

Llámenos a
nuestra línea

018000 91 0090

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Contáctanos por
redes sociales

${loading}