Gestionar un negocio implica desarrollar ciertas habilidades técnicas y personales que le permitan al gerente enfrentar los retos del día a día con mayor propiedad. Desde tener la capacidad de generar empatía hasta saber cómo invertir las utilidades de la empresa son aspectos críticos susceptibles de ser aprendidos. Con estas 7 prácticas podrás desarrollarlas ¿Cuáles aplicas ya?

La información que te compartimos aquí es simplemente material informativo que ofrecemos a los negocios.
Esta publicación no tiene fines comerciales y no representa un cobro para quienes se nombran.
Las opiniones de terceros se atribuyen a las fuentes consultadas y no comprometen el pensamiento de Grupo Bancolombia.
Es responsabilidad de los lectores y negocios el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable y la verificación de su vigencia.


Contenido del artículo
- Aprender de las experiencias de otros
- Estudiar casos de éxito y de fracaso
- Aprender a escuchar
- Lograr comunicarse efectivamente
- Aprender a ser más empático
- Sumergirse en la tendencia digital
- Participar en espacios de networking



Aprender de las experiencias de otros

Participar en conferencias o mentorías es una práctica para desarrollar habilidades gerenciales

“La historia nos ha demostrado que una empresa siempre tiene unos frentes mínimos: operación, producción, finanzas, investigación, desarrollo, entre otros. Pero el proyecto como tal de la visión de empresa va a depender siempre de la mentalidad, creatividad o genialidad del empresario”, afirma Marta Lucía Restrepo, docente de la Maestría en Dirección de Marketing del CESA.

Por eso, para un empresario resulta importante evaluar cómo trabajan otros referentes. Los espacios académicos que ofrecen las universidades son una opción, sin embargo, existen otros escenarios en donde se puede interactuar con diversos expertos y empresarios: conferencias, bootcamps o sesiones de mentoría que organizan diferentes actores del orden nacional.

De esta forma, es posible acortar su curva de aprendizaje y arrancar un paso adelante en el proceso de consolidar un negocio, añade Camila Hoyos, socia de Grupo North y de Ángeles de Occidente.

 

Te recomendamos:
Estrategias innovadoras de liderazgo: Steve Jobs, Tony Hsieh y Jeff Bezos

 


Estudiar casos de éxito y de fracaso

 

Estudiar casos empresariales de éxito y de quienes han fracasado ayuda a desarrollar habilidades gerenciales

Para Camila Hoyos, quien hace parte de la Red de Mentores del Valle del Cauca, el estudio juicioso de casos de éxito puede aportar elementos importantes para la gestión empresarial. Pero no solo se deben analizar las historias de quienes han logrado el éxito, sino también de quienes han fracasado porque nos enseñan las grandes fallas que tuvieron.

Al analizar un caso empresarial, se debe analizar el contexto en que se desarrolló la situación así como el tipo de decisiones que tomó el empresario para tratar de hacer una síntesis de aquello que puede ser aplicable a nuestras empresas, señala Marta Lucía Restrepo.

Existe abundante literatura sobre historias empresariales de éxito y fracaso, así como referentes que divulgan entidades como las Cámaras de Comercio, incluso, iNNpulsa Colombia.

 


Aprender a escuchar

Aprender a escuchar no solo es difícil, es imprescindible para los líderes pues les ayuda a tomar mejores decisiones y aprender de las erradas

La base del conocimiento está en el arte de escuchar a la contraparte, y después sí pasar a las preguntas. “Entre más preguntas hacemos, más profundidad logramos en la reflexión. Y si reflexionamos bien, podemos entender qué fue lo que hicimos bien, lo que no hicimos bien y lo que no hicimos”, asegura Marta Lucía Restrepo sobre el arte de preguntar.

Este difícil arte de la escucha activa muchas veces se hace difícil para los empresarios, quienes suelen ser personas obstinadas y acostumbradas a tomar decisiones sin consultar a otros, asegura la socia de Grupo North. Pero al contar con asesores o mentores que orienten esas decisiones se podrá tener mayor información y herramientas para hacerlo de la manera correcta.

Importante: la escucha no solo aplica para sus asesores o empleados, el arte de escuchar cobija toda su industria, escuchar a sus clientes, escuchar lo que hacen sus competidores, escuchar lo que pide la comunidad, escuchar las tendencias en su sector y en otros sectores que puedan inspirarle para transformar su negocio, esto sin duda le dará mayores argumentos y herramientas para las decisiones que tome en su rol de gerenciar y liderar.

 

Te puede interesar:
¿Te gustaría un curso gratuito en Social Selling para saber escuchar las audiencias
en las redes sociales y sacarle todo el potencial a estos medios?

Me interesa

 

 


Lograr comunicarse efectivamente

Aprender a comunicarse efectivamente es la clave para que los líderes alineen a todo el equipo a lograr el proposito superior de la empresa.

El gran desafío de un empresario es alinear a todo su equipo de trabajo para lograr resultados excepciones, y la base de este proceso es la comunicación efectiva, asegura Camila Hoyos.

Para lograrlo es clave evitar imponer los puntos de vista. En su lugar se recomienda hablar de forma clara, directa y específica con el fin de lograr una buena instrucción y direccionamiento. Pero también de manera cercana, que no sea un asunto de informar solamente, sino en doble vía y a nivel horizontal. Esto no solo le ayudará a fortalecer su habilidad de comunicación, sino que descrubirá cómo se comunican sus públicos, qué piensan, qué necesitan, y de ahí podrá partir para innovar en su industria.

 


Aprender a ser más empático

Aprender a ponerse en los zapatos de todos sus públicos le ayudará al líder a saber innovar para ellos.

Usualmente, dicen las expertas, a los emprendedores les cuesta comunicarse con sus equipos de trabajo porque se acostumbran a hacerlo todo solos desde su inicio. Entonces, es clave que reciban ayuda mediante procesos de coaching o capacitación para que aprendan a descubrir el valor de trabajar con otros y de relacionarse acertadamente con sus stakeholders.

Marta Lucía Restrepo, docente de la Maestría en Dirección de Marketing del CESA, explica que la empatía es fundamental para conocer las necesidades de sus clientes y empleados, así como para construir soluciones innovadoras y atreverse a salir de la zona de confort en los diversos aspectos de la vida empresarial.

 


Sumergirse en la tendencia digital

Estar abiertos a la digitalización, a cambiar la manera de hacer las cosas ya no es opcional, el mercado lo exige, las audiencias lo reclaman.

La coyuntura actual aceleró las decisiones de transformación digital de las empresas, impulsando la reactivación de buena parte de ellas. “La transformación digital trae como consecuencia un cambio en el modo de trabajo, en la manera como creamos productos y servicios, como consumimos y se relacionan los comercios y, por tanto, en la manera como se formulan las leyes. Esta revolución llegó para quedarse y, si no nos conectamos con el tema, nos pasa lo que a los dinosaurios: quedamos extintos”, puntualiza la docente del CESA.

Estar abiertos a lo nuevo, a las tendencias digitales y estudiar cuáles pueden adoptarse en el negocio, no solo es una fuente para optimizar lo procesos, sino que trae insumos valiosos para revolucionar las empresas, enfocando los esfuerzos humanos en lo prioritario y estratégico según los cambios del mercado y de las diferentes audiencias que se atiendan.

 

¿Ya conoces las soluciones financieras y no financieras que hay disposición
de quienes hacen parte del sector comercio?

Si comercializas o distribuyes productos o servicios, de manera física y/o virtual,
a un consumidor final o a otros negocios esto es para ti.

Quiero explorar más

 


Participar en espacios de networking

El networking es una oportunidad de oro para aprender y desarrollar habilidades gerenciales

De acuerdo con Camila Hoyos, miembro de la Red de Mentores del Valle del Cauca, el networking también representa una oportunidad de crecimiento personal, pues congrega a diferentes actores del ecosistema, como emprendedores, empresarios, mentores, inversionistas y universidades, y facilita que se relacionen entre sí.

Las universidades se vuelven semilleros de personas que más tarde integrarán las empresas, lo que genera una dinámica positiva en términos de emprendimiento. “Son enriquecedores estos espacios de intercambio de ideas porque en ellos se fortalece la comunicación, se comparten experiencias, se acelera la curva de aprendizaje y se adquieren herramientas de fácil aplicación en el negocio”.

 

Son diferentes las fuentes de aprendizaje que tienen los líderes para desarrollar sus habilidades gerenciales como: estudiar y aprender de las experiencias exitosas y de fracaso de otros, saber escuchar y ponerse en los zapatos de los diferentes públicos, así como el estar abiertos a lo nuevo y a crear redes de contactos estratégicos. Cada una de estas fuentes no solo le ayuda a tomar las decisiones que necesita en su rol de líder, sino que a su vez, muchas de ellas, representan en sí mismas una habilidad que todo gerente necesita desarrollar, como el de la escucha, la empatía y la comunicación efectiva.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos

¿Aún tienes dudas?

Puntos de
atención

Visítanos

Chat en
línea

Escríbenos

Llámenos a
nuestra línea

018000 91 0090

Prefieres que te
llamemos

Cuando quieras

Contáctanos por
redes sociales

${loading}