Qué son y cómo salir rápido de préstamos con terceros

Julio 2, 2020 Tiempo de Lectura: 4 min
Asobancaria
  • Autor: Bancolombia
  • Abogado

Comparte este articulo


Los préstamos con terceros son aquellos que tomamos por fuera del sistema financiero.

Los préstamos con terceros son aquellos que tomamos por fuera del sistema financiero. Es una categoría amplia en la que encontramos muchos tipos de créditos: desde el dinero que nos presta un familiar cercano sin intereses, hasta un préstamo en el que el capital se devuelve en un solo pago y mientras tanto pagamos intereses mensuales altos.

El primer tipo de préstamos con terceros es uno de los más benéficos para nuestras finanzas personales. Sin embargo, es importante crear un plan de pagos para poder devolver el dinero que nos han prestado.

El segundo tipo de préstamos con terceros, no obstante, es el más peligroso. Por esto, hemos creado esta guía para que entiendas por qué es importante pagarlos cuanto antes y cómo hacerlo.

Cuál es la mejor forma de pagar una deuda

Al pedir prestado dinero es necesario tener claro las condiciones bajo las cuales me comprometo a devolverlo. En específico, debemos entender perfectamente:

  • • La tasa de interés que pagaremos durante el plazo del crédito.

  • • Cuántos pagos haremos para abonar al capital de la obligación.

  • • Cuántos pagos haremos para abonar al capital de la obligación.

  • • Cómo y cuándo se pagarán los intereses.

Normalmente, las deudas se pagan en cuotas mensuales. Sin embargo, esta periodicidad puede cambiar de común acuerdo. Lo que sí es muy importante es que:

• El interés que pagues sea inferior al límite que establece la ley.

  • • Observes si al pagar una cuota estás pagando los intereses, al tiempo que abonas al capital de tu deuda.

  • • Puedas hacer abonos al capital de la deuda anticipadamente.

Es probable que algunos préstamos con terceros no cumplan con la regulación que existe en Colombia para proteger al deudor en temas como la tasa de interés o las condiciones de pago. Cuando tomas un crédito con un tercero, las condiciones de éste quedan sujetas a lo que la persona que presta el dinero decida. En ocasiones, las mismas están por fuera de los límites previstos por ley.

De hecho, uno de los límites que cruzan generalmente los préstamos con terceros es cobrar un interés por encima del permitido. Esta es una de las grandes diferencias entre algunos créditos con terceros y los créditos que puedes conseguir en el sistema financiero.

Veamos:

Qué es la tasa de usura

La tasa de usura representa el valor máximo que por intereses se puede cobrar por un préstamo. De excederse, el deudor no está obligado a pagarla ya que se considera un delito.

Esta tasa se actualiza todos los meses y equivale a 1,5 veces el interés bancario promedio que se cobra en el sistema financiero, según sus distintas modalidades de crédito. Igual existe una tasa de usura para el microcrédito y los créditos de bajo monto.

Cómo hacer un plan de pagos de tus créditos con terceros

Haz una lista de todas tus deudas y prioriza

Si tienes más de una deuda (con terceros o entidades financieras), aprovecha para hacer una lista de:

  • • A quién le debes

  • • Cuánto le debes

  • • Cuánto pagas mensualmente

  • • Qué tasa de interés estás pagando

  • • Si al pagar tu cuota mensual vas bajando el monto que debes o no

Dale prioridad a aquellas obligaciones que no te permiten hacer abonos a capital o que no disminuyen al pagar tus cuotas. Luego, empieza a pagarlas aceleradamente de la más pequeña a la más grande.

Revisa tu presupuesto

Haz un presupuesto para los próximos meses. Asegúrate de que sobre algo de dinero después de pagar tus gastos y las cuotas de tus créditos con entidades financieras. Realiza los ajustes necesarios para que esto suceda. Entre más dinero logres liberar, más rápido saldrás de deudas innecesarias y más intereses te ahorrarás.

Baja las cuotas de tus créditos con entidades financieras

Para tener más dinero disponible para salir de deudas con terceros, aprovecha los mecanismos de gestión de tus deudas con entidades financieras. Estos te permiten bajar el tamaño de tus cuotas y seguir construyendo historia crediticia. Puedes utilizar:

  • • Rediferidos en tus tarjetas de crédito.

  • • Pagos mínimos alternos en las tarjetas de crédito.

  • • Compras de cartera.

  • • Renegociaciones.

Al utilizar alguna de estas estrategias, pagarás menos por las cuotas de tus créditos. En este punto, podrías pensar que hacer esto significará también un mayor tiempo pagando estas deudas. La respuesta es: no necesariamente. Veamos por qué:

Los préstamos con terceros son excesivamente costosos para nuestro bolsillo. Mucho más que los créditos formales que tengamos. Lo que estás buscando es acabar de raíz con ese tipo de endeudamiento priorizando su pago. Cuando termines de pagar todas las deudas con terceros, tendrás más dinero libre a final de mes. Con este dinero, puedes empezar a hacer abonos extraordinarios al capital de tus otros préstamos y terminar de pagarlos antes de lo previsto.

Suspende el uso de nuevos créditos con terceros

Cuando entras en un plan para salir de deudas es muy importante que suspendas el uso de nuevos créditos. De esta forma, te asegurarás de eliminar todos los préstamos que no vale la pena seguir manteniendo en tus finanzas.

La razón más importante para hacer esto es que, en ocasiones, los créditos que a los que más fácil acceso tienes, representan costos más altos para ti que los demás. Para no tener que recurrir a este tipo de préstamos costoso.

Hazle una propuesta a tu acreedor

Ahora que ya sabes qué deudas con terceros empezarás a pagar y cuánto puedes abonar extra a capital cada mes es hora de hablar con tus acreedores. Tu objetivo será pedirles:

  • • Que te permitan disminuir el capital a medida que haces abonos extra a lo que pagas mensualmente

  • • Que los intereses del siguiente mes se calculen sobre el nuevo saldo de capital.

Qué hacer si no puedes hacer abonos a tu crédito

Si por alguna razón, tu acreedor no te permite hacer anticipos al crédito, no te preocupes. En este caso, tu misión será ahorrar mensualmente todo el dinero que has liberado en tu ejercicio de presupuesto y gestionando tus otras deudas.

Tan pronto completes el capital para pagar tu obligación más pequeña, la pagas completamente. Esto hará que ya no tengas que pagar los intereses de esa deuda. Ese dinero, lo sumarás al ahorro mensual para pagar la siguiente deuda más pequeña, y así seguirás sucesivamente.

Si tienes capacidad de endeudamiento en el sistema financiero, también será siempre una mejor opción tomar un préstamo con el banco y utilizar el dinero para pagar el crédito con terceros. Esto te permitirá tener una tasa de interés ajustada a los límites de la ley y disminuir tu obligación en cada cuota hasta terminar de pagar toda la deuda.

No pierdas el impulso con tus otras obligaciones

La constancia y tu motivación serán claves para salir de todos tus créditos con terceros. Concéntrate en ir eliminando uno por uno para que tu esfuerzo se vea recompensado rápidamente.

Después de que termines de pagar todos tus créditos con terceros, puedes aprovechar el impulso para seguir pagando el resto de tus obligaciones y convertir estos pagos en ahorro para tus metas.

Contenido relacionado


10 razones para abrir una cuenta de ahorro para tus niños
Febrero 25, 2021

Educa a tus hijos financieramente. Conoce las 10 razones para abrir una cuenta de ahorro para niños y descubre los beneficios. Conoce más aquí.



La importancia de la salud financiera y el bienestar financiero
Julio 22, 2021

Tranquilidad. Eso es lo que te permite tener un crédito asegurado.


${loading}